Qué hacer en Marruecos en una semana

7 días no son muchos, pero sí suficientes para descubrir los lugares imprescindibles de Marruecos. Y ese es el objetivo de nuestros circuitos que tienen esa duración o incluso algún día menos. En este post te contamos qué hacer en Marruecos en una semana: destinos a visitar, experiencias para vivir y otros atractivos que no deberías perderte.

Tres destinos imprescindibles

Si sólo vas a pasar una semana en Marruecos, hay tres destinos imprescindibles sobre los que cimentar el programa: Marrakech, el desierto del Sáhara y Fez.

Marrakech es el destino más famoso de todo el país: Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, su medina histórica es una fascinante combinación de monumentos imponentes (mezquita Koutoubia, Palacio Bahía, etc.), zocos y mercadillos llenos de vida (Plaza de Jemaa el-Fna) y locales característicos. Además, el barrio Gueliz está muy de moda para quienes buscan el lado más chic de la ciudad.

El desierto del Sáhara es la gran meta que se ponen los viajeros más aventureros. En especial, recorrer sus dunas a lomos de dromedarios y guiados por un tuareg. Los mejores ejemplos son las de Erg Chegaga (Zagora) o las de Erg Chebbi. Y llegar hasta aquí es factible en un circuito de este tipo por carretera, pues están a uno o dos días de viaje desde Marrakech o desde Fez.

Precisamente Fez es la tercera pata sobre la que sustentar un viaje de una semana por Marruecos. Esta ciudad es la capital cultural y espiritual del país, con mezquitas y medersas de enorme relevancia: aunque las primeras no son visitables, algunas de las segundas sí, y merecen la pena, especialmente Bou Inania y Attarine. Otros lugares como el mellah (judería) y la Plaza de los Alauitas (con las Puertas Doradas del Palacio Real) son también lugares muy interesantes.

Esos son los tres destinos imprescindibles, pero la buena noticia es que para desplazarse de unos a otros también habrá lugares de enorme belleza natural (Gargantas del Todra, montañas del Atlas) y de interés histórico-artístico (Ait Ben Haddou).

¿Qué hacer en esos destinos?

Además de conocer los lugares más importantes de esos destinos (con visitas guiadas o por libre en Fez y Marrakech), queda por determinar qué otras experiencias hacer en ellos. Y la lista de posibilidades es amplia, sobre todo en esas dos ciudades. Aquí va una lista de ideas que te pueden ayudar:

  • Ir de compras por los zocos de Fez: es la ciudad más prestigiosa en cuanto a artesanía se refiere. Las cerámicas, los accesorios de cuero o la orfebrería alcanzan aquí una calidad suprema
  • Dar una vuelta por el Gueliz en Marrakech: es el barrio de moda, tanto para comprar ropa y complementos (en algunos casos, de firmas de lujo africanas e internacionales) como para ir a tomar algo a los bares de moda
  • Visitar los principales museos de Fez y Marrakech: las artesanías tradicionales son una temática muy recurrente (Museo de Artes y Artesanías de la Madera en Fez y el Museo de Marrakech), pero también hay otras opciones sorprendentes como las armas (Borj Nord de Fez) o la moda (Yves Saint-Laurent en Marrakech)
  • Dar un paseo en calesa en Marrakech: se trata de una forma simpática de recorrer algunas calles alrededor de la medina
  • Ver el amanecer en el desierto: madrugar para contemplar el alba merece la pena, puesto que el ambiente se llena de colores especiales y de un silencio sobrecogedor
  • Observar las estrellas en el desierto: si el cielo está despejado, el espectáculo es único, puesto que la ausencia de contaminación lumínica permite ver todo el brillo de las constelaciones y planetas 

Pero estás son sólo algunas propuestas. Hay otras muchas cosas que hacer en Marruecos en una semana, y las puedes consultar en nuestra sección de actividades, por si te cuadra alguna de ellas durante tu viaje.

OTROS POST RELACIONADOS

This site is registered on wpml.org as a development site.